28.6.07

Miedo



Miedo de ver una patrulla policial detenerse frente a la casa.
Miedo de quedarme dormido durante la noche.
Miedo de no poder dormir.
Miedo de que el pasado regrese.
Miedo de que el presente tome vuelo.
Miedo del teléfono que suena en el silencio de la noche muerta.
Miedo a las tormentas eléctricas.
Miedo de la mujer de servicio que tiene una cicatriz en la mejilla.
Miedo a los perros aunque me digan que no muerden.
¡Miedo a la ansiedad!
Miedo a tener que identificar el cuerpo de un amigo muerto.
Miedo de quedarme sin dinero.
Miedo de tener mucho, aunque sea difícil de creer.
Miedo a los perfiles psicológicos.
Miedo a llegar tarde y de llegar antes que cualquiera.
Miedo a ver la escritura de mis hijos en la cubierta de un sobre.
Miedo a verlos morir antes que yo, y me sienta culpable.
Miedo a tener que vivir con mi madre durante su vejez, y la mía.
Miedo a la confusión.
Miedo a que este día termine con una nota triste.
Miedo a despertarme y ver que te has ido.
Miedo a no amar y miedo a no amar demasiado.
Miedo a que lo que ame sea letal para aquellos que amo.
Miedo a la muerte.
Miedo a vivir demasiado tiempo.
Miedo a la muerte.
Ya dije eso.

Raymond Carver

4 Comentarios:

Blogger Otoh-boto said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

29/6/07 9:36 p. m.  
Blogger Otoh-boto said...

La foto me recuerda un miedo que me ha molestado desde que sé para qué sirve el inodoro: siempre temo que mientras estoy defecando dos manos se asomen al boquete para raptarme hacia un mundo atroz. Dicho sea de paso, que me muero al instante, pues no quepo por la diminuta apertura y mi cuerpo queda hecho añicos. ¡Cómo persisten las pesadillas e inseguridades de la niñez!

:

Qusiera comentar el poema citando un fragmento de lo que dice Lord Henry en un diálogo entre él, Gladys y Dorian Grey: «...repetition converts an appetite into an art». El poema termina justo cuando se vuelve repetitivo; además, la muerte hace que los demás miedos del poema parezcan triviales.

:

Saludos sin miedo,
Otoh-boto

29/6/07 9:39 p. m.  
Blogger raquelzur said...

¡Miedo a la ansiedad!

Maldita ansiedad que devora y masacra las almas.

30/6/07 11:38 a. m.  
Blogger Rodrigo Köstner said...

Otoh: esa es una pesadilla que transita insistentemente por ese mundo subtérraneo de las mutuas cañerías. A ese abismo lo imaginé yo alguna vez anegado de reptiles y temí para siempre. Vertigo persistente.

Algún día dispararé contra el inodoro.

:

Quisera pensar que lo que se repite nunca es igual. La redundancia abre el apetito hacia la diferencia.

La muerte es, sin duda, la matriz del miedo. Coincido, pues.

---

Raquelzur: algún día habrá que disparar también en contra de la ansiedad. ¿Sabes?: más allá de los platones y los prozacs, ese parece ser otro abismo de batracios y serpietes.

¿Sólo, entonces, seréis libre?

---

Saludos a los dos.

Que nadie olvide halar la cadena. O el gatillo, pues.

1/7/07 7:34 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

buscadores
Free gratis counter