19.8.07

Bárbaro Bar


Estoy sentado en la parte más oscura del bar tomando lentamente la cerveza. No estoy solo. Frente a mí -en el extremo opuesto-, una pareja ensimismada. No pasarán de veinte años y ya conocen la asfixia de comerse en un furioso acto de canibalismo. Yo los miro. Y son ambos, en uno sólo, un conjunto de labios dinamitados. Carne desatada en un intenso bloque de respiración viva. Yo los miro. Y la mirada me devuelve una estela de sexo brutal y silvestre: lentitud de bar con una esquina rota. Yo permanezco vagamente estúpido. En las manos: excedentes de una roca activada en el desierto.

5 Comentarios:

Blogger El Miope Mayor said...

Síntesis espléndida del deseo agónico pos30. Es así, cuando la soledad caduca ante el agite de la carne fresca. Buena oración:"Yo permanezco vagamente estúpido." Habrá que echarle lava a la roca, hermano.

19/8/07 2:06 p. m.  
Blogger Rodrigo Köstner said...

Cierto, Miope: deseo agónico pos30 y carne fresca.

Ya lo dijo aquél: "El tiempo pasa y nos vamos poniendo... ¿technos?".

Saludos.

19/8/07 2:24 p. m.  
Blogger mi despertar said...

me facinan los colores de tu blog. Tus escritos muy lindos como siempre

28/8/07 3:27 p. m.  
Blogger sesentaydosvecesdesarmado said...

Debo intervenir para aclarar que el deseo agónico no se limita al pos30 set, sino que se la ha visto mingling entre los pretreinteros.

Un saludo, Herr Kostner

29/8/07 11:07 p. m.  
Blogger Rodrigo Köstner said...

62: las calenturas agraciadamente desconocen las fronteras etarias. Éter maravilloso los suspiros en consecuencia. Gozosa agonía, pues.

Bueno verte por aquí. Viel Spass!

Hola, despertar.

5/9/07 7:10 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

buscadores
Free gratis counter